10 marzo 2007

El acantilado y la gaviota

El vértigo me produce una atracción fatal al vacío, a ese precipicio existencial hacia donde se desliza mi pensamiento mórbido.

Ayer, al atardecer, estaba contemplando el horizonte diáfano al borde de un acantilado. Miré hacia abajo y por unos instantes sentí esa casi irrefrenable tentación de saltar hacia ese miedo que llevo encerrado dentro de mi. El planeo silencioso de una gaviota me hizo cambiar de idea, sólo faltaba que también yo planeara y mi fantasía se derritiera como un helado de fresa al sol de agosto. Dí media vuelta y continué andando durante un largo trecho antes de volver ante esos viejos libros que me recuerdan, incesantemente, que sigo siendo el mismo, pero distinto.

No sé por qué, pero lo relaciono con:

-¿Querría usted indicarme qué camino debo de tomar para salir de aquí?

-Eso depende en gran medida del lugar a donde quiera ir -respondió el gato.

-No me preocupa mayormente el lugar... -dijo Alicia.

-En ese caso poco importa el camino -declaró el gato.

-...con tal de llegar a alguna parte -añadió Alicia a modo de explicación.

-¡Oh! -dijo el gato-. Puede usted estar segura de llegar si camina durante un tiempo lo suficientemente largo.

Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas.

32 comentarios:

AnA dijo...

En definitiva..si no sabes dónde ir da igual el camino y*o la dirección que escojas.
Pero no es bueno quedarse quieto.
Bonito Blog!
AnA

prazsky dijo...

Nos damos cuanta de la grandeza de nuestra existencia: podriamos acabar con todo ahora mismo, sin alguna otra razón, porque está en nuestras manos. Es la tendencia al caos.

Alicia y el Gato, muy grande.

Javier Luján dijo...

ANA:
Exactamente, ana. Me alegro que te guste esto.
Un saludo.
PRAZSKY:
Lo que intentaba era acabar con mis miedos, llegar a ese punto donde todo tiene sentido.
Un saludo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Querido Capitán, cuanto más te leo, más empatizo contigo (debe ser nuestra concurrencia planetaria) y me pregunto, con buena voluntad y sin ánimo de ofender (a mí me pasó un tiempo): ¿no andarás como caballo de indio?
(a agua y paja). En caso afirmativo, es porque vos, como yo antaño, querés. Un saludo, campeón.

Javier Luján dijo...

Carlos, no me digas que me vas a resultar uno de esos que confunden la ficción con la realidad. Al Capitán Pescanova le he dado libre el fin de semana, tal vez el lunes tenga al que decir al respecto.
Un cordial saludo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Sos un fenómeno, flaco. Todavía me sonrojo y sonrío al pensar en tus flechazos de ultramar (vos me entendés). Al final va a resultar que (a mi también me pasa a pesar de tanta hemorragia de metafísica) tenés alma de crápula.
Disfrutá.

Javier Luján dijo...

No, si lo de ultramar es la única verdad de todo esto.
Otro saludo.

La_EsPeCtAdOrA dijo...

capèsssssssssssssss..tu pa' adelanteee siempre!!!!!!!!!..besitos vertiginosos..

Javier Luján dijo...

ESPECTADORA:
Si, siempre para adelante, hacia lo presentido.
Muchas gracias.
Un besito de amigo.

MAR dijo...

Si estamos superenamorados y somos reales y pasamos todas las noches juntos
acurrucados el uno en el otro y es lo mejor que nos ha pasado...encontrarnos en sueños-reales…reales sueños todo es relativo según como se lo mire…el amor es siempre un vertigo...un nervio que te recorre el cuerpo...pero el amor es siempre real....
Capitán pescanova: un beso apretado para ti…
mar

Mar dijo...

Al final de mil caminos..siempre habrá desvíos...Paciencia...todo fluye.

BEsos Capitán.

MAR dijo...

FANTASIA O REALIDAD???
MAR

NoSurrender dijo...

Yo en cambio, últimamente me siento distinto, pero el mismo en el fondo.

Yo sigo corriendo; nací para eso.

Javier Luján dijo...

Marce:
Es una suerte tenerte y poderte abrazar. Sueño y te sueño. Me acurruco en tus palabras y en tu sonrisa.
Un beso de los de tornillo, enroscado.

Javier Luján dijo...

marce:
Realidad

Javier Luján dijo...

mar:
los miedos que difíciles son de erradicar, por muchos caminos que tomes.
Un beso.

Javier Luján dijo...

jaja, nosurrender, distinto pero el mismo, un buen corredor de fondo.
Yo me decanté siempre por la velocidad, por eso lo de el mismo pero distinto.
Un saludo y como música para este post, el vértigo de la Variaciones Goldberg.

Anónimo dijo...

Estás enfandado conmigo?
Sonrisa.

maria noel dijo...

sabe usted q cada dia me gusta mas leerlo..??

Sakkarah dijo...

Hay pequeños cambios en nosotros. Todo nos va marcando, aunque a veces, tan levemente, que ni nos damos cuenta.

El caso es caminar, y sorprendernos(esto último más difícil)

Un beso, Capitán.

mi despertar dijo...

Bueno me has dejado pensando.........Y cuando me pongo a pensar soy una calamidad.
Abrazos

calma dijo...

Siempre me haces pensar bastante... te aseguro que no es lo habitual, me refiero que normalmente leo y disparo. Pero en tu caso...no hay manera, incluso, a veces, después de comentar, vuelvo a leer y digo... sí?, no?, no sé... en cualquier caso... eres buenísimo.
Un beso... éste sin pensarlo dos veces.

Valeria dijo...

Es que tomar decisiones sobre el camino a seguir, es un poco estar en el abismo...
Habrá que recomendar al capitán que estos días pasee por lugares llanos...
Un beso

Klaudia Gantús dijo...

vaya... qué caminos estraños tiene la red... este fragmento de Alicia lo encontré absurdamente colgado en un corcho de anuncios en el instituto, el último día de curso del último año, cuando no sabía qué sería de mí después. evidentemente, lo robé. ahora casi 10 años después me has reencontrado con esto, y sigo igual que antes pero habiéndolo asumido. gracias kapitán!!!

:* bzuz de enkruzijadaz

k.

Sibyla dijo...

La vida, laberinto con un sin fin de caminos, unos más largos que otros, pero al final es un encuentro con el equilibrio.

Un abrazo.


El Blog de Sibyla

Javier Luján dijo...

María Noel:
Pues me agrada mucho que así sea, trato de que esto sea ameno.
Muchas gracias y un beso.
Sakkarah:
El factor sorpresa siempre está presente en la vida, es sólo cuestión de querer verlo.
Un besito.
Mi despertar:
Bueno, dicen que pensar no es malo, aunque no estoy muy seguro de esto.
Un beso.

Javier Luján dijo...

Calma:
Jajaja, también me quedo yo muchas veces pensando en lo que he escrito y preguntándome, sí? no? tal vez? Es tan difícil expresar certeramente lo que sobrevuela nuestros pensamientos, y creo que, a veces, ni queremos hacerlo y que mejor quede flotando en el aire algo de ese misterio.
Un beso.

Javier Luján dijo...

Valeria:
Hay que vencer a los miedos, estoy en una semana de mi vida dedicada a la altura.
Un beso.
Klaudia:
Yo me la encontré también casualmente en un libro donde jamás soñe encontrarla, me hizo recordar inmediatamente una etapa de mi vida en la que ejercía de padre de un maravilloso hijo. Me gustaba leerle Alicia.
Un beso.

Javier Luján dijo...

Sibyla:
Lo cierto quelo importante es caminar, caminar siempre.
Un beso.

El Tipo de la Brocha dijo...

Estar quieto es estar muerto. Y lo único que tiene esto de bueno es que a los muertos no se les suele molestar.

Sakkarah dijo...

Capitán, ¿me permites que uno de estos días ponga un escrito tuyo, en mi apartado de amigos? Me haría ilusión tenerlo allí.

Si tú me dices cual quieres que ponga, pues me lo envias a rusaca57@hotmail.com. O si no (si es que me das tu permiso)yo lo cogería de los más antiguos que tienes aquí.

Ya me dirás si me dejas, ¿vale?

Mil besos.

Javier Luján dijo...

Tipo de la brocha:
Más que no molestarles, lo que pasa es que ellos cómo que no se dan por aludidos, jajaja.
Eres grande.
Un saludo.

Sakkarah:
Por supuesto, Sakkarah, sirvase usted misma y elija, elija.
un besito, Sakkarah.