05 febrero 2007

Ese lugar especial

Regresar a ese lugar especial y contemplar todo aquello ya casi olvidado, sentir que el tiempo huye del presente para transformarse en nostálgico pasado. Te preguntas, entonces, si el camino recorrido ha merecido la pena, si eres digno de volver a pisar el mismo territorio donde nacieron todas esas ilusiones, tal vez, ahora, traicionadas o perdidas para siempre.

Vermer ha sabido pintar la tierra natal. No su tierra natal simplemente, sino la emoción de la tierra natal en sí misma, la suya, la mía, la de todos. El escenario de la infancia, el rincón insustituible en que se nos manifestó la vida. Algo sencillo, terrible como la fatalidad, hecho de gozo, rutina y lágrimas. Lo que el tiempo borrará sin misericordia, como a nosotros, pero lo que en nuestra memoria el tiempo despiadado nunca podrá del todo borrar.”

Fernando Savater, Despierta y lee.

10 comentarios:

NoSurrender dijo...

Cuando las cosas se saben expresar, adquiren más fuerza que la propia cosa. Mi infancia abulense está fundida con paisajes de Combray, por ejemplo.

calma dijo...

Volver a los lugares donde tal vez fuiste felíz, donde tal vez dejaste un trozo de ti mismo. A mí, personalmente me mata. Pero vuelvo, irremediablemente vuelvo, me gusta, no sé, tal vez sea mi lado masoca.

laura otermin dijo...

Tal vez como dice una vieja canción popular: "Es mejor amar y sufrir, que nunca haber amado". Me gusta lo que escribes.

Vailima dijo...

Muy sugerente la idea de tu post de hoy. Cómo podía ser de otra forma cuando la rocías con mi querido Vermeer y con Savater. En mi caso, por partida doble, porque el primero forma parte de mis artistas favoritos y el segundo porque forma parte de mi vida cuando estudiaba filosofía. Fernando fue mi profesor en Zorroaga (País Vasco) y mi director de tesis junto a Vicente Molina Foix... ah, qué tiempos aquellos.

Mar dijo...

Cada vez que siento que debo o quiero regresar a ese lugar en donde nacieron mis sueños, siento que mis pies se vuelven de plomo..que no puedo avanzar, por más que quiero. Debe ser que no estoy lista.

Buenos días capitán.

Javier Luján dijo...

nosurrender: Envidiables paisajes.
Calma: Sí, lo necesitamos para seguir soportando este trozo de irrealidad que nos ha tocado vivir.
laura otermin: Estoy totalmente de acuerdo con esa vieja canción popular. El pueblo siempre tiene razón.
vailima: Que envidia me das, Savater tu director de tesis. Lo que más me gusta de Savater es la Introducción al Ensayo sobre Cioran, es lo más divertido que he leído jamás.
mar: Todo llega en la vida. Jo, que bien lo del Pisco Sour.

Sakkarah dijo...

Siempre se mira el pasado con melancolía... es que uno sabe que no hay vuelta atrás, que cada día queda un recorrido más corto.

Sí, seguro que mereció la pena todo, hasta los sufrimientos.

Un beso, Capián.

Javier Luján dijo...

Claro que sí, Sakkarah, todo merece siempre la pena, aunque sólo sea para aprender.
Un besito.

Peggy dijo...

Pintor holandes de lo cotidiano , quizas eso sea patrimonio de todos ....:)

Javier Luján dijo...

Peggy, totalmente de acuerdo, un beso.