23 febrero 2007

Extractos

Francesco Clemente

El número de rollos de papel higiénico gastados como medida del paso del tiempo. Similitud de éste y las heces. El tiempo como pura mierda, siempre predispuesto a manchar el pasado, presente y futuro con su huella sucia y pestilente.

Un día más en blanco, como si esperase algo distinto. Ha llegado la hora de apagar la luz, de contemplar la oscuridad con la seguridad de no esperar nada, ni siquiera la misma oscuridad.

Días negros, escuchando la música de la película “El cielo protector”, de Ryuchi Sakamoto, dejándome llevar por la melancolía encerrada entre sus notas, por su atmósfera de tristeza. Hay una parte que me envuelve totalmente, y es en ella cuando la tristeza me inunda, haciéndome, a su vez, desear más de ella, más dolor quemándome por dentro. Llega un momento en la vida en el cual la única salida es desear más dolor. Sigo sin comprender nada, sin encontrar una razón a este cúmulo de contradicciones en que parece basarse la vida y, en cambio, otras veces me siento como un arquitecto de mis pensamientos, los voy colocando en su sitio, antes de que estallen las ideas. Pero ya sabemos lo que es la idea para Cioran, un biombo que no esconde nada.

“No he conocido una sola persona perturbada a la que no le interesara Dios. ¿Debe por ello concluirse que existe un vínculo entre la búsqueda de lo absoluto y la desintegración del cerebro?”. Cioran.

Hans Bellmer, escultor de muñecas.

Pessoa se sigue sintiendo desgarrado entre el sentimiento exultante de una sobreabundancia de ser y la angustia de un gran vacío existencial. Su desasosiego, cuyos síntomas anota a diario en el libro homónimo, lo arrastra como una brizna de paja de un planteamiento consciente a otro, de una incertidumbre a una pregunta, de una hipótesis a la firmeza de una creencia. Sigue siendo un “alma errante”, un espíritu nómada, extranjero en la tierra, sin hogar ni lugar, sin la compañía de una presencia amante a su lado. Robert Bréchon, Extraño extranjero. Una biografía de Fernando Pessoa.

“Nadie se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, miseria, enfermedad, nada”. Cesare Pavese, El oficio de vivir.

Que pasen un buen fin de semana, yo me voy a los carnavales. En San José son este fin de semana, por lo cual creo que me encontraré en un satisfactorio grado de embriaguez estos días. Salud.

23 comentarios:

laura otermin dijo...

Tienes el gran poder de emocionar al que te lee con tus palabras y pensamientos reales y agónicos. Qué se te puede decir que ya no sepas? Lo único es pedirte que nunca, pero nunca dejes de escribir. Un abrazo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Dejáte de drogar con tanto dolor !!!. Corrés el riesgo de sufrir una hemorragia de angustia con efectos letales.
En la vida ha cosas que valen la pena (cuando las descubra te las cuento). Un saludo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Fe de erratas: donde puse "ha", debería figurar "hay".

El Enigma dijo...

Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección.
No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
Gracias por seguir publicando la palabra

Margot dijo...

Embriaguese mi capitán, pero no olvide mantenerse a una micra de la desintegración de su cerebro..., sería muy desagradable, a estas alturas de la vida, descubrir que Dios existe y que Nietzsche organizó un sepelio a alguien equivocado.

Haga buen uso de las palabras de mi buen Micer Machiavelo; deje estos días su cara en un relaxo descubierto mientras la gente estratifica el orden de sus mascaras, por aquello de: "Todos desean ver lo que aparentamos, pocos lo que en realidad somos".., vivimos tiempos excesivamente cómodos.

Espero que no le haya molestado mi visita. Soy una vecina, amiga de una amiga suya.

Un abrazo

El Tipo de la Brocha dijo...

Ah, sí, desear dolor... Conozco ese sentimiento. ¿Sabías que hay masoquistas que se hacen daño por puro aburrimiento? Un modo como cualquier otro de sentirse vivo.

Pásalo bien en los carnavales.

El Castor dijo...

Cioran, Pavese... Para Cioran todo era un malentendido: el éxito, el fracaso, incluso él mismo... Antonio Gala dixit.
Feliz Carnaval.

La_EsPeCtAdOrA dijo...

dicen por ahi q no es questiòn de ser..sino de aparentar..en fin!!..
salud!! capès ..diviertase muchisimo..besitos carnavalescos..

melytta dijo...

Bueno, a veces una se siente un poco hermanada al leer y esa sensación resta al desasosiego, vamos que no te sientes tan sola, ni tan extraña.
Buen fin de semana y disfruta mucho del ahora, ahora, ahora.
Besos.

Sakkarah dijo...

Vaya que suerte...¡Qué manera de ahogar las tristezas! Nos deja ensimismados con ella, y el se va de carnavales. (sonrisa)

Ese vacío que todos tenemos es el que se trata de llenar con la religiosidad. Pero ¿por qué esa sensación en todos?

Un beso.

Damian dijo...

Capitan: has hecho bien en titularlo Extractos. Hablas de la mierda, de dias en blanco, de noches negras, etc. Y ahora te vas al colorido del carnaval.
Con el alcohol se te revolvera todo, y haras como yo vomitandolo por el excusado.
Un abrazo.
Damian

Anónimo dijo...

Capitán, cómo eres en tus indignas (guiño) y divagadas reflexiones, claro que aún sabiendo lo curioso y pulcro que eres para tus cosas, esta queda como una velada ensoñación, porque haces entender que en todas partes se "cuecen habas". Pero tu además, lo escribes.Y muy bien.

Te beso.
_Sonrisa_

maria noel dijo...

capitan .. estas triste?.. bueno me imagino q en la fiesta un poco pasara todo... un beso

calma dijo...

De todo me quedo con que eres un arquitécto de las ideas.
Espero que hayas disfrutado de esos canavales.
Besos

Sibyla dijo...

Hasta los propios marinos necesitan que la luz del faro les guíe en la oscuridad.

“Pues Dios permite, que lo que no existe sea intensamente iluminado.”
Fernando Pessoa

El Blog de Sibyla

Mavi dijo...

El carnaval es un buen momento para intentar un cambio de actitud, invita a lo positivo e irreflexivo, déjate llevar por la música y ya nos contarás.

Besos enmascarados

Javier Luján dijo...

Laura: Muchas gracias, espero no tener que dejar de escribir, eso sería mala señal, sin duda.
Un beso.

Carlos: Date prisa en descubrir esas cosas y me las cuentas, estoy intrigado.
Un saludo.

Margot: Claro que no me molesta tu visita, y más siendo vecinos y amiga de una amiga mía. Bienvenida y un beso. Dios ha muerto.

El tipo de la brocha: Se pasó bien en los carnavales, aún me dura la resaca. Gran fiesta. Stop.
Un saludo.

Javier Luján dijo...

Castor: jajaja, sin duda el mayor malentendido de Cioran fue él mismo, estoy de acuerdo. Tremendos carnavales, ya te digo. Hice gala de un profundo estoicismo en ellos.
Un saludo.

La espectadora: que razón tienes con lo de las apariencias, besitos resacosos.

Melytta: Pues sí, lo único que tenemos es el ahora, este preciso momento, ni antes ni después, aunque es difícil aceptarlo.
Un beso.

Sakkarah: Debe de ser porque vivimos unos momentos de desintegración de nuestra sociedad, de todos los valores que la dieron sentido hasta hace poco: familia, amistad, amor,... No quiero ponerme negativo.
Un beso.

Damian: soy duro para el vómito, pero no soy inmune a la perplejidad. Sigo coleccionando sensaciones para mi galería de los horrores. Cada vez confío menos en el ser humano, especialmente después de una gran resaca que te hace ver todo negro un par de días.

Javier Luján dijo...

Sonrisa: Aunque no te lo creas te busqué en el Carnaval, aunque en el fondo sabía que no estarías. Bueno, me lo pasé bien imaginándote detrás de cualquier disfraz.
Un beso.

Maria noel: En carnavales no se puede estar triste, eso dicen. Bebí y reí sin parar, la verdad; pero siempre conservando ese grado necesario de escepticismo ante cualquier situación.
Un beso.

Calma: Algunos arquitectos son famosos por sus derrumbes, jajajaja. Que horror, ¿no?
Un besito.

Sibyla: Tengo buenos faros a mi alrededor, eso he de reconocerlo y agradecerlo. Gracias a todos mis faros por salvarme de muchas tormentas.
Un beso.

Mavi: Me dejé llevar, me dejé llevar...
Un beso.

MAR dijo...

SALUD!!! YO ME EMBRIAGO CONTIGO,
DE PENAS, DE ALEGRIAS Y POR SUPUESTO DE UN BUEN TRAGO.
BESITOS,
MAR
sisisisittler@hotmail.com
(POR SI QUIERES CHATEAR CONMIGO)

Mar dijo...

Capitán..que ganas de charlar con usted !! Y tan poco tiempo de nada :(

Me olvidé preguntar...que tal los carnavales?

Besos..Mar.

MDM dijo...

Hace dias lei este post y me quedé igual que hoy, sobrecogida y sin palabras.
A veces pasa.

Javier Luján dijo...

MAR:
Pues yo siempre estoy dispuesto a embriagarme si la ocasión es buena, con penas o alegrías y con algún que otro trago. Un beso.

MAR:
Tu sigue adelante con tus cosas que ya sé lo atareada que estás.
un besito.

MDM:
Me pasa a mí también, a veces. Llevaba sin palabras desde el viernes.
Un beso.