13 febrero 2007

Unas flores para ti

Paul Klee

Una extensión más a Glôria. Ese impulso de ir a comprar rosas rojas, como una reminiscencia de Sonja, no fue un gesto afortunado. Debí elegir una flor más apropiada para ella y llegar definitivamente a su corazón, si es que acaso quería llegar realmente a él.

¿Por qué trato ahora de explicarme esos momentos íntimos en que nuestros cuerpos se acercaban a ese negro túnel del deseo desde un lado distinto de la cama? Esperábamos el momento de fingirnos dormidos para consumar, definitivamente, el acoplamiento de esos dos espacios adyacentes. Nuestras cópulas no dejaban de ser mundos paralelos, elipses en la nada. Y por eso, desde la distancia del tiempo, hoy te añoro colgado del semicírculo del recuerdo, entre hipotenusas de sábanas ásperas y triángulos de negro pubis. A veces te continuo soñando como círculo de mis soledades, como candado que cierra este cúmulo de posibilidades. Los encuentros no duran para siempre, aunque siempre permanece algo de aquello que estuvo.

9 comentarios:

~Ocean Soul~ dijo...

Me encanto esta entrada. Me encanto el lenguaje que utilizas para describir lo q pasa es cada momento.
¡Felicidades mi Capitan!

Anónimo dijo...

A mi esas flores, especialmente hoy han llegado a mis ojos, en colores raros. Pequeñas rarezas con un fantástico olor que el propio jazmín pierde en intensidad a su lado.
Hoy, especialmente hoy... No he sentido soledad.
Un beso.
_Sonrisa_

Javier Luján dijo...

OCean Soul: Muchísimas gracias, tu si que eres un encanto.
Un beso y escribe algo en tu blog, por favor.

Anónimo: Hoy tampoco me he sentido para nada solo, he tenido la suerte de hablar con la más maravillosa de todas las flores. Un beso :)

El Tipo de la Brocha dijo...

Las flores y las abejas se lo montan. O eso he oído.

¿Serán todos los bloggers igual de románticos por estas fechas?

Javier Luján dijo...

Es que estamos en una semiprimavera que la sangre altera y estamos deseando polinizar, jajajaja.
Un saludo, tipo de la brocha, aunque en Madrid esteís con gabardina

laura otermin dijo...

Cuando el amor y el deseo se funden y volatilizan, es placentero sentir tus
sentimientos de vida a través de ellos. Una rosa roja para ti.

Javier Luján dijo...

Muchas Gracias, Laura. Que menos que otra rosa te puede ofrecer yo.
Un beso.

Mar dijo...

Las flores son causa de alergias.. en las vías respiratorias muchas veces..pero otras tantas en el corazón..Hace mucho que no recibo flores, y no creo que lo haga en un tiempo. Como hace mucho que no me entrego en un eclipse perfecto .. ni de palabras, ni de verbos, ni de cuerpos.. PEro eso no impide que deje de soñar... de desear...

FEliz día de SAn Valentín (si cabe..porque el día del amor debería ser todos los días y a cada instante)

Besos capitán oh mi capitán.

Javier Luján dijo...

Por supuesto Mar, siempre hay que seguir deseando y no cesar de soñar, que por el momento sigue siendo gratis.
Un beso y ten una rosa imaginaria, de las que no producen alergia, ni pinchan con sus espinas.
Un beso.